Veganismo y salud

El veganismo es una dieta que consiste en únicamente comer alimento de origen vegetal. Por lo tanto, en esta no encontraremos alimentos tales como carne, huevos, lácteos o miel.

Es por muchos discutido que las dietas veganas no aportan todos los nutrientes necesarios para poder gozar de una buena salud, mientras que otros afirman todo lo contrario, de hecho, deciden cambiarse a esta dieta vegana para mejorar su salud.

Limitaciones de la dieta vegana

Todos los alimentos de origen animal están fuera de las dietas veganas, pero si reflexionamos sobre esto, ¿no están muchísimos súper alimentos vegetales fuera del 90% de las dietas omnívoras?

Realmente la asunción de que una dieta vegana es incompleta es errónea y viene dada principalmente por la ignorancia general, incentivada por los medios de comunicación que únicamente anuncian la presencia de determinados componentes como proteínas, calcio o hierro en fuentes animales.

Comparaciones proteína vegetal y animal

La proteína es uno de los aspectos en los que más hincapié se hace cuando se comenta que los veganos no pueden estar sanos.

Porcentaje de proteínas

Este es un aspecto importante para empezar a comparar dos fuentes de proteínas. En animales es difícil que encontremos más de un 20% de proteínas en su composición, es decir, más de 20 g cada 100 g de proteínas.

En vegetales, por otro lado, tenemos esta concentración en ciertos vegetales, bastante superada, algunos ejemplos de los que más tienen son:

  • Semillas de cáñamo: 37 g cada 100 g
  • Granos de soja 34 g cada 100 g
  • Cacahuetes 25 g cada 100 g
  • Pipas de calabaza 24 g cada 100 g

Cantidad que consumimos

Consumir 100 g de pollo o huevos es mucho más fácil que consumir 100 g de legumbres, puesto que una ración de legumbres suele estar en los 50 g.

Por ello, debemos repartir las proteínas vegetales en nuestra dieta de manera meticulosa, asegurándonos de tener las suficientes.

Nutrientes y calorías junto a las proteínas

En este caso la carne sale perdiendo, ya que la mayoría de las veces, exceptuando el caso del pescado azul, siempre viene acompañada de grasas saturadas.

Las proteínas de origen vegetal se acompañan de antioxidantes, fibra, hidratos de carbono y varios micronutrientes.

También es importante considerar que las calorías cada 100 g de proteínas en el caso de la carne suelen ser de 200 Kcal y en el caso de las proteínas vegetales tendríamos unas 300-700 Kcal en 100 g de proteínas. Este amplio rango viene determinado por la fuente proteica.

Como conclusión, claro que podemos obtener proteínas vegetales, aunque deberemos ser conscientes de que tienen que estar incluidas en nuestra dieta en mayor medida.

Vitamina B12

Otro asunto importante al que prestar atención siendo vegano, pero no te preocupes, hay muchos suplementos de B12 completamente veganos disponibles.

La B12 se obtiene de los animales, de las bacterias simbiontes que conviven en su tracto intestinal, por ello, no podrás obtenerla a partir de los vegetales.

También puedes optar por muchas bebidas vegetales reforzadas en B12.

Se el primero en comentar.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


20 − dieciseis =