Recetas navideñas veganas

Recetas navideñas veganas

A la hora de organizar tu primera navidad vegana te puedes ver un poco perdido, y es completamente normal ya que las navidades suelen girar en torno a productos cárnicos o que contienen en gran medida alimentos derivados de animales, como los típicos dulces con huevo o bombones con leche.

Por ello, si quieres sorprender a todos este año o ya eres experto en sorprender con platos veganos, pero buscas un poco de inspiración, quédate por aquí, os ofrecemos algunas opciones para platos principales, para un picoteo previo a la cena y como no, algunos postres también.

Entrantes navideños

Para ir abriendo el apetito, empezaremos por sacar sabrosos platos para compartir que dejará a todo el mundo con ganas de más.

Una muy buena opción son los patés, también tenemos le clásico hummus o unas bolitas de pizza veganas.

Patés veganos

Tenemos varias opciones, de aceitunas, de berenjenas, de tomate, de pimientos…

El que os presentaremos será el paté de setas, el cual es muy popular y tiene un sabor que destaca, ya que se puede decir que es fuerte. Es por ello por lo que constituye un aperitivo ideal. Necesitaréis:

  • 160 g de shiitake, fresco
  • 160 g de champiñones
  • 190 g de tofu
  • 1 cebolla
  • 1 batata
  • Ajo al gusto
  • Pimienta y sal
  • Aceite de oliva
  • Albahaca
  • ¾ de taza de caldo de verduras

Primero herviremos la batata, mejor cortado en trocitos para que hierva más rápido. Mientras se cocina, iremos friendo las setas y los champiñones con la cebolla y el ajo, a medida que se va dorando vamos añadiendo pimienta y sal.

Cuando la batata esté lista la quitaremos del agua y lo pondremos todo en un cuenco amplio. En el cuenco además añadiremos el tofu, el caldo, el sofrito y un poco más de sal y pimienta. Conviene no echar todo el caldo porque quizá nos pasemos. Echaremos la mitad y comenzaremos a batir, así, iremos viendo cuánto más necesita para alcanzar esa consistencia de paté. Si llegas a pasarte de caldo no te preocupes, tiene solución, únicamente deberás añadir más tofu.

Para que esté perfecto debe pasar unos 20 minutos al menos en la nevera y cuando lo vayamos a servir lo untamos en un buen pan con un chorrito de aceite de oliva y una poquito de albahaca.

Esta misma receta la podemos trasladar a otros patés cambiando setas por pimientos asados y combinarlos con nueces o berenjenas con piñones o también calabacín, hay muchísimas opciones.

Platos principales navideños veganos

Aquí puedes probar muchas cosas, probar a sustituir la carne por carne vegana en las recetas o simplemente hacer una receta que no requiera esa parte de recrear carne.

Si lo que buscáis es sustituir la carne, os dejamos varias ideas:

  • Canelones de espinacas o bien de “carne” de soja texturizada
  • Lasaña de verduras o setas o de “carne” de soja texturizada
  • Albóndigas de soja texturizada en salsa con patatas pochadas
  • Redondo de “carne” de seitán

En las tres primeras opciones, básicamente lo que tenéis que hacer es seguir vuestra receta tradicional, pero cambiar la carne por soja texturizada, la cual deja la calidad de la receta igual. Además, debéis estar pendientes de las salsas como bechamel si las vais a utilizar, ya que deberéis utilizar leches vegetales sin azúcares añadidos para no cambiar el sabor de las recetas.

En el último caso quizá si es una receta más novedosa que puede requerir un poco más de explicación.

Redondo de “carne” de seitán

Elaborar el seitán puede parecer un poco tedioso, pero en realidad lo es solo al principio. En este caso, para hacer un redondo necesitaréis hacer un seitán entero, para ello necesitaréis:

  • 350 g de gluten de trigo
  • ½ vaso de pan rallado
  • 1 vaso y medio de agua
  • 3 cubitos de caldo de verduras
  • Medio vaso de salsa de soja
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento rojo
  • 2 dientes de ajo
  • Sal

Primeramente, mezclamos en un bol el gluten de trigo junto con el pan rallado, además, para que tenga un poco de sabor extra, podemos añadirle especias en este momento, algunas ideas son: pimentón dulce, picante, pimienta, ajo…

Llevaremos a ebullición el agua junto con los dos cubitos de caldo, cuando veamos que se encuentras disueltas pasaremos a añadirle la salsa de soja. Este líquido lo añadimos a nuestra mezcla de gluten y amasamos bien, le daremos al finalizar una forma de redondo.

En una olla pondremos a hervir una cantidad de agua que nos cubra toda nuestra masa, aquí pondremos la cebolla, el pimiento, el ajo y el caldo vegetal que restaba. Cuando comience a hervir introduciremos la masa que hemos hecho, bajaremos el fuego para que siga hirviendo, pero no desborde y lo dejaremos de 30 a 40 minutos así.

Cuando lo saquemos debemos dejarlo escurriendo unos 10 minutos. El redondo ya está hecho, nos faltará meterlo en el horno a 180ºC hasta que quede crujiente por fuera.

Aparte, podemos hacer algunas verduras de guarnición como unas patatas a lo pobre con pimientos o un poco de guisantes o patatas cocidas o incluso rellenar nuestro redondo con un sofrito de verduras

Además, puedes acompañarlo todo con alguna salsa, para la salsa podemos triturar algunas verduritas pochadas con un poco de caldo vegetal y añadirle un poco de levadura nutricional.

Dulces y postres veganos navideños

Como no, para terminar una perfecta noche hará falta un toque dulce, aquí tenéis distintas recetas para hacer que tus invitados terminen con un dulce sabor de boca.

Bombones ferrero Rocher veganos

Los bombones puedes ser de las cosas que menos acostumbrados estamos a comer los veganos, ya que es verdad que, si bien en otros ámbitos se ha avanzado mucho, en este tipo de dulces seguimos estando un poquito cortos de variedad.

Solo os llevará tres ingredientes:

  • Tres cucharadas de cacao soluble
  • 10 dátiles de tamaño mediano
  • 200 g de avellanas

Apartaremos 15 avellanas y el resto las picaremos muy bien, si quieres una parte tritúrala y así tendrás menos trocitos, en realidad eso es un poco como prefieras. De estas avellanas picadas, 180 g y 20 los apartaremos, los 180 g los mezclaremos con el cacao y los dátiles y lo introduciremos en la batidora hasta que quede homogéneo.

Ahora cogeremos una avellana de las enteras que apartamos al principio y haremos un bombón con la pasta obtenida alrededor de ella. Cuando tengamos la bolita hecha, lo cubriremos de los 20 g que apartamos de avellana picada.

Y así hasta que terminemos, deberemos hacerlo hasta que se nos termine la masa. Lo mejor es que pasen toda la noche en reposo en la nevera antes de comerlos.

Turrón de almendras vegano

No puede llamarse navidad si no hablamos de turrón. Desgraciadamente, la gran mayoría llevan huevo, pero en este caso es igual de sabroso y sin ningún tipo de derivado animal ¡perfecto!

Los ingredientes necesarios serán:

  • 300 g de almendras peladas
  • 2 cucharadas soperas de crema de coco, es lo que encontramos en la parte superior de una lata de leche de coco cuando esta ha estado en reposo
  • 1 cucharadita de sirope de agave
  • 1 cucharadita pequeña de canela en polvo

Primero, mezclaremos todos los ingredientes y los trituraremos. Cuando terminemos lo pondremos en un molde rectangular, puede ser un tupper o un molde a secas.

Meteremos este molde en la nevera, al menos 1h y cuando esté listo podremos cortarlo en rectangulitos para servirlo con un poco de canela por encima, ya está listo tu turrón vegano de almendras navideño. Cuando termines, si aún te ha sobrado, puedes volver a guardarlo en la nevera.

Tartas individuales de galleta, yogur, mermelada y nata vegetal

Es lo más fácil a la hora de dar un postre coqueto y son complicaciones, necesitaremos únicamente cuatro ingredientes:

  • 6-8 galletas veganas maría, deberás leer bien los ingredientes, puesto que la mayoría tiene suero de leche, proteínas o derivados
  • Yogur vegetal, en realidad es de tu elección, pero la opción de coco es una muy buena recomendación
  • 2 cucharadas soperas de margarina 100% vegetal
  • Mermelada de fresa, tanta como sea necesaria

En una olla deberemos poner la margarina a derretir y cuando lo esté, debemos añadir las galletas maría que hemos desmenuzado anteriormente. La masa final debe quedar como una pasta densa y moldeable, en función de esto tú decides si te hace falta un poco más de margarina o de galleta.

Pondremos la masa en la base de los moldes individuales que hemos seleccionado para la presentación de nuestro postre. Encima pondremos una capa de yogur, más o menos ancha. Seguidamente, echaremos la capa de mermelada encima, siempre echando un vistazo a cómo de densa es la mermelada, si lo es demasiado se hundirá y arruinará el yogur. Por ello, debemos ir esparciéndola de manera uniforme.

Si tenemos espacio en nuestro vaso podemos hacer otra capa de yogur y otra más de mermelada y terminaremos con una capa de galletas desmenuzadas secas.

Al final del vaso terminaremos o bien con nata vegetal, disponible en tiendas veganas o herboristerías o si lo prefieres con mermelada. Puedes decorar espolvoreando un poco de cacao por encima o trocitos de chocolate.

Se el primero en comentar.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


tres × tres =