Origen de la alimentación vegana

El origen del veganismo y, por tanto, de la alimentación vegana, viene de la mano del origen del vegetarianismo.

El vegetarianismo surgió a partir de la cultura de la antigua India, en al cual las religiones difundían en vegetarianismo como forma de no violencia hacia los animales para promover un equilibrio entre el hombre y la naturaleza. Es por esto que, aunque el veganismo existiera, no fue hasta mucho más tarde cuando el término veganismo fue acuñado.

Término veganismo

El término veganismo fue acuñado con el fin de diferenciar por fin el vegetarianismo del veganismo. La diferencia entre estos es que mientras que en el vegetarianismo los productos derivados de animales tales como leche y huevos están permitidos, en la dieta vegana solo se contemplan los productos de origen vegetal.

No fue hasta el año 1944, relativamente temprano, hasta que Donald Watson lo empleó para designar a la alimentación que no está basada en animales ni en sus derivados.

Fundamentos del veganismo

El veganismo está basado en muchos pilares, pero todos se pueden agrupar en estas cuatro categorías:

  • Argumentos éticos
  • Argumentos ambientales
  • Argumentos respecto a la salud
  • Argumentos humanitarios

Estos no son exclusivos, lo que quiere decir que se puede ser vegano por uno de estos motivos, por varios o por todos.

Argumentos éticos

Es un aspecto complejo y veremos por qué.

La razón principal es la obvia: el sufrimiento animal que proviene de su sacrificio y de las condiciones en las que se les mantiene para satisfacer el consumo animal. Esta es la premisa principal adoptada por los veganos.

Hay muchos detractores que están en contra de este argumento, puesto que indican que la tierra que se utiliza para producir alimentos veganos también interviene en la disminución de hábitats de animales silvestres. Sin embargo, este argumento choca con la realidad de que para cubrir las necesidades alimenticias del ganado hace falta también muchísimo espacio de cultivo.

Argumentos ambientales

La industria ganadera es uno de los principales emisores de gases de efecto invernadero. Además, la gran parte de la destrucción de hábitats naturales se debe a la quema de las tierras para que pueda utilizarse para plantar el alimento del ganado.

Así se da la deforestación, que va de la mano de la pérdida de biodiversidad y extinción de especies, al igual que la sobrepesca.

Argumentos respecto a la salud

Los beneficios son claros, ya que experimentamos un menor riesgo de tener enfermedades:

  • Coronarias
  • Diabetes tipo 2
  • Hipertensión
  • Obesidad
  • Algunos tipos de cáncer

Estos se pueden ver contrarrestados por las posibles carencias nutricionales, pero estas no tienen por qué darse siendo responsables sobre lo que se come.

Argumentos humanitarios

La premisa principal es que son más sostenibles que las basadas en dietas animales porque su impacto en el medio ambiente es menor.

Esto podría ser útil en la eliminación de la hambruna que azota gran parte del planeta. Además muchas zoonosis, epidemias o pandemias serían evitadas si no se diera el consumo de animales.

Se el primero en comentar.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


dieciseis + seis =