Adaptaciones de postres veganos

Adaptaciones de postres veganos

En la actualidad, las opciones veganas se encuentran en auge y cada vez las personas veganas tienen más opciones a la hora de elegir qué comer.

Sin embargo, es cierto que la mayoría de los sustitutos que se encuentran en el mercado se centran más en productos salados que dulces.

Por esto te traemos unas cuantas recetas veganas de postres para que puedas disfrutar de un caprichito dulce totalmente caseras y saludables.

Natillas veganas con galletas maría

Las natillas son de los postres más fácil de sustituír, unicamente tendrás que cocinarlas según las instrucciones del paquete, pero cambiando la leche animal por leche vegana, como puede ser de almendras, soja, avena, almendras…

Te aconsejo una que no tenga demasiado azúcar incorporado porque si no, tus natillas estarán demasiado dulces.

Si quieres sustituir tambien el azúcar intercambia cada cucharada de azúcar de la receta por una de sirope de agave o de panela, que tendrán un sabor dulce menor intenso y por esto lo puedes compaginar con la leche que es un poquito más dulce.

Es normal que la primera vez te quedes corta o te pases de dulzor, deberás encontrarle el punto perfecto para tu gusto personal.

Cuando termines, simplemente ponles una galleta maría encima y un poco de canela y a la nevera. Deberás dejarlas unas 5 o 6 horas y estarán listas para comer.

Arroz con leche vegano

En este caso os dejaremos la receta más completa, puesto que en la anterior podéis encontrar las instrucciones en el paquete. Para hacerla necesitaréis:

  • 1 l de leche vegana
  • 250 g de arroz
  • 100 g de azúcar
  • 1 limón
  • 1 ramita de canela
  • 2 cucharadas de canela en polvo

Pondremos una olla en el fuego con bastante agua y la llevaremos a ebullución. Cuando hierva, le añadiremos el arroz, que dejaremos 10 minutos y después, apagaremos el fuego.

En otra olla, pondremos la leche a calentar a fuego bajo-medio, junto con el azúcar e iremos removiendo.

Cuando la leche se encuentre hirviendo, le añadiremos el arroz que hemos hecho antes, además, la canela en rama y la cáscara del limón cortada.

Lo dejaremos de esta manera hirviendo durante 15 minutos. Una vez pase este tiempo lo pasaremos al recipiente en el que los queramos mantener y lo llevaremos a la nevera para que enfríe.

Pasadas unas horas, estará listo. Cuando lo sirvas, espolvorea un poco de canela por encima.

En este caso ocurre un poco lo mismo, si ves que tu leche de preferencia es demasiado dulce, ajusta el azúcar o cámbialo por un endulzante menos intenso.

Mousse de chocolate vegana

Esta receta es bastante innovadora, ya que requiere un ingrediente que aún no ha sido descubierto por la mayoría de la población, o puede que, aunque sí que sea conocido, se tenga más reparo en su utilización para este tipo de platos.

Para preparar esta mousse vegana de chocolate necesitarás:

  • Chocolate negro, preferiblemente de buena calidad
  • Aquafaba, este es el líquido que podemos obtener cuando retiramos nuestras legumbres que vienen en conserva, necesitaremos el contenido de un bote grande, de garbanzos
  • Azúcar o endulzante de nuestra preferencia
  • Sal al gusto para realzar el sabor del chocolate
  • Esencia de vainilla
  • Licor de café

Para empezar, deberemos de colar las legumbres y rescatar todo ese líquido del bote, que es la aquafaba. Lo taparemos y meteremos en la nevera hasta que llegue el momento de utilizarlo.

Seguidamente, vamos a trocear el chocolate negro y lo vamos a derretir, esto lo podemos hacer al baño maría o directamente en el microondas, la segunda opción es más cómoda, pero también tiene más truco, puesto que no podemos ver si el chocolate se quema.

Por ello, si escogéis esta opción os aconsejo bajar la potencia del microondas. El chocolate debe quedar sin ningún grumo y no debe quemar, sino estar templado.

Llega el momento de utilizar la aquafaba.

Para empezar, lo que haremos será ponerla en un recipiente en el que podamos batirla, con batidora de varillas.

Empezaremos a velocidad media y terminaremos a mayor velocidad por tiempo de 5 a 10 minutos.

Deben quedar como claras de huevo al punto de nieve. Cuando hayamos llegado a este punto le añadiremos el azúcar y lo batiremos como si se tratara de merengue.

Una parte de esto la quitaremos y a esta le añadiremos el chocolate y lo mezclaremos.

Cuando esté bien mezclado procedemos a mezclar las dos partes, añadiendo la sal o cualquiera de los ingredientes que hemos mencionado antes.

Lo iremos mezclando con una espátula o lengüeta, de una manera suave.

Cuando está todo mezclado lo pondremos en vasitos individuales y a la nevera 2 horas o más.

Podemos decorar con unas hojitas de menta o frutos secos al servir.

Pudding de chía y chocolate vegano

Esta receta está pensada para una persona, ya que es individual, pero puedes hacer tantos cuántos quieras, son muy fáciles de hacer, no quitarán mucho de tu tiempo y si los dejas hechos desde por la noche, son un excelente desayuno.

Esta es una de las mejores opciones para incluir la chía en tu dieta, ya que la incluyes en una buena cantidad y de una manera deliciosa.

Los ingredientes necesarios, como hemos dicho, para una ración son:

  • 2 cucharadas de semillas de chía
  • 1 cucharada de cacao puro en polvo
  • 1 cucharadita de endulzante vegano
  • 125 ml de leche vegana
  • 2 o 3 cucharadas de yogur vegano, preferiblemente espeso

Mezclaremos en un bol la leche, las semillas de chía y el cacao y nos aseguraremos de que no quedan grumos.

Añadiremos el endulzante, que puede ser por ejemplo sirope de agave y removeremos.

Esperaremos 10 minutos, volveremos a mezclar y lo taparemos con papel film.

Lo pasamos a la nevera y allí deberá reposar toda la noche, es decir, mínimo, unas 8 horas.

Por otro lado, prepararemos el yogur, lo mezclaremos con un poco de endulzante hasta que quede una textura muy cremosa.

Sacamos la chía de la nevera y pondremos la mitad en un vaso, en forma de capa.

A continuación, pondremos el yogur y encima, el resto de la chía con chocolate. Encima, si queremos decorar, podemos poner frutos rojos.

Galletas de plátano

Lo fantástico de receta como estas es que las puedes comer en tu casa, en el trabajo, tenerlas por si acaso en tu bolso, cualquier momento será bueno para comerlas.

Además, son caseras y por ello, ahorrarás dinero a la hora de pararte a comprar algo para picar fuera de casa.

Los ingredientes para esta receta son los siguientes:

  • 2 plátanos, que machacarás
  • 1 taza de copos de avena
  • ¼ de taza de cacao en polvo
  • ¼ de taza de aceite de coco en estado líquido
  • 1/3 de taza de coco rallado
  • ¼ de taza de sirope de arce o agave
  • 1 cucharadita de vainilla
  • 1 cucharadita de levadura para hornear
  • 1 cucharadita de nibs de cacao

Antes de comenzar a prepararlas, pondremos el horno a 180ºC y prepararemos una bandeja forrada con papel de horno.

Mezclaremos todos los ingredientes en un bol y le iremos dando forma a las galletas con las manos.

Cuando las tengamos las vamos colocando en nuestra bandeja.

Al terminar, las introduciremos en el horno por 12 minutos a 180ºC, dejarlas reposar en una rejilla cuando las retiremos y listas para comer.

Tartaletas de frambuesa veganas

Esta receta sin duda está hecha para impresionar a tus invitados o para darte un buen capricho cualquier día solamente porque sí, lo cierto es que no dejará a nadie indiferente.

Los ingredientes necesarios son:

  • 1 de taza de dátiles
  • ½ de taza de coco rallado
  • 1 taza de frambuesas frescas
  • 4 dátiles
  • ¼ de taza de aceite de coco líquido con un poco de romero

Para la base utilizaremos la taza de dátiles y media taza de coco rallado. Los pondremos en un procesador de alimentos hasta formar una pasta.

Cuando la tengamos, sobre moldes individuales la iremos moldando para que quede perfecta y lo más lisa posible en estos.

Para el relleno, colocaremos el resto de los ingredientes en la batidora hasta que tengamos una especie de crema.

La pondremos dentro de nuestra base, en los moldes.

Para terminar, decoraremos con algunas frambuesas frescas y un poquito de romero.

Bizcocho de limón vegano con frosting

Los bizcochos nos alegran cualquier merienda, este bizcocho de limón trae una frescura que te sorprenderá, además, el glaseado que lleva lo hará mucho más irresistible.

Los ingredientes son los siguientes:

  • 1 taza de harina de avena
  • ¼ de taza de azúcar de caña
  • 1 limón, del que utilizarás su ralladura
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • ¼ de taza de aceite de coco
  • 1 cucharadita de levadura para hornear
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • ¾ de taza de leche vegetal
  • 1 cucharadita de semillas de lino, preferiblemente molidas
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • Sal

Para empezar, precalentaremos el horno a 180ºC y dejaremos un molde preparado, engrasado y con harina o bien con papel de horno correctamente puesto y adherido.

Mezclaremos todos los ingredientes secos por un lado en un bol amplio. En otro bol, mezclaremos los líquidos y lentamente los iremos incorporando a los secos que ya hemos mezclado anteriormente.

Lo dejaremos reposar unos minutos, aproximadamente 5.

Lo hornearemos a 180ºC durante unos 40 minutos, introduce un palillo de dientes, si ves que sale limpio, está listo.

Para el frosting necesitaremos azúcar en polvo, agua y unas gotitas de limón.

Lo único que tenemos que hacer es en un bol poner un vaso de azúcar en polvo, añadirle unas gotitas de limón e ir añadiendo poco a poco agua hasta que quede una pasta líquida.

Ya lo podemos echar sobre nuestro bizcocho, si no nos gustara como ha quedado, siempre podemos corregirlo con un cuchillo mojado en agua caliente.

Podemos decorarlo con frutos secos por encima llamativos, como pistachos o incluso algunas flores.

Se el primero en comentar.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


7 − seis =